Rehabilitación energética de envolvente; aislamiento térmico por el exterior

Desde Gaener, dentro del ámbito de la edificación, fomentamos la aplicación de sistemas constructivos que fomenten la eficiencia energética y mejorando la habitabilidad interior. Por ello, priorizamos como actuaciones las rehabilitaciones energéticas de la envolvente en edificios ya que consideramos dicha superficie como elemento crítico en la transmisión de calor o frío así como barrera de protección contra el ruido exterior. Además, debemos hacer hincapié en la falta de mantenimiento de los edificios que puede implicar el aumento de riesgos y/o problemas tanto interiores, como por ejemplo filtraciones, y exteriores, como por ejemplo desprendimientos.

Por todo lo comentado en esta introducción, recomendamos la instalación de sistemas certificados que garanticen no solo la corrección de problemas sino también la mejora de la demanda energética del edificio, la mejora del confort térmico interior, el correcto comportamiento para protección contra incendios con una garantía mínima del sistema de 10 años al igual que la actualización de los edificios a normativas más actuales, eficientes, sostenibles y seguras.

En todos los casos, para rehabilitaciones energéticas de la envolvente térmica, consideramos el aislamiento como factor clave en la librería de cerramientos del edificio. Dicho aislamiento deberá adaptarse de forma idónea al sistema constructivo elegido así como a las exigencias de transmisión de calor y sonido demandadas. Además, en todos los casos, las rehabilitaciones deberán cumplir con la legislación aplicable para la zona geográfica concreta.

Muchos son los aislamientos que en función de su espesor pueden cumplir con los requisitos técnicos de carácter energético exigidos dentro del marco regulatorio si bien, en función del sistema constructivo, serán unos u otros los que se adapten de forma idónea para permitir garantizar el sistema en el tiempo así como para cumplir con el resto de requisitos marcados en la normativa.

Cuando hablamos de aislamientos por el exterior, nos referimos a sistemas SATE, es decir a sistema de aislamiento térmico por el exterior que tiene como ventajas:

  • Eliminación de puentes térmicos.
  • Eliminación de defectos constructivos y/o derivados de la falta de mantenimiento (filtraciones, condensaciones, etc.).
  • Mejora del confort interior.
  • Mejora/disminución de la demanda energética.
  • Mejora/disminución de las emisiones contaminantes.
  • Mejora y/o renovación de la estética del edificio.
  • Mantenimiento de la superficie interior.
  • No se requiere el desplazamiento de los residentes para su ejecución.
  • Numerosos sistemas y acabados.
  • En función del sistema instalado, obligatoriedad de llevar a cabo un correcto mantenimiento del sistema.
  • Mejora y/o corrección de la seguridad estructural de la envolvente.
  • Mejora de la protección contra el ruido.
  • Protección adicional contra incendios.
  • Revalorización del bien inmueble.

A continuación se incluye una breve descripción de los principales tipos de aislamientos utilizados en los sistemas SATE.

 

Lana mineral (MW)

Los paneles rígidos de lanas minerales son aislamientos caracterizados por la unión de filamentos de carácter pétreo conformando una manta con aire inmóvil en su interior confiriendo un bajo peso y un excelente comportamiento como aislante térmico, como protector frente al ruido y como protector frente al fuego.

Principales características:

  • La conductividad térmica se verá comprendida entre 0,034-0,036 W/(m·K) en el caso de lana de vidrio o lana de roca.
  • Ignífugo.
  • Material reutilizable y reciclable.
  • Mejor aislamiento acústico en comparación con otros aislamientos.
  • Rápida instalación sin necesidad de secado de otros materiales complementarios.
  • Al no ser un panel completamente rígido permite adaptación a curvaturas y/o formas singulares del soporte con mayor facilidad que con otros aislamientos.
  • Utilizado principalmente para fachadas ventiladas con multitud de acabados.
  • Es sistemas SATE no ventilados tiene un mejor comportamiento de cara al calor con lo que pueden utilizarse colores que absorban mayor radiación y consecuentemente alcancen mayor temperatura.
  • También se utilizan para sistemas SATE no ventilados acabados tales como mortero acrílico.
  • Habitualmente utilizado para actuaciones de carácter interior tanto en trasdosados de paramentos verticales o tabiquerías como en cubiertas.
  • Para igualar las propiedades térmicas con respecto a otros aislamientos puede implicar el incremento de espesor.

 

Poliestireno expandido (EPS)

El poliestireno expandido es plástico espumado que presenta una estructura celular cerrada y rellena de aire con unas excelentes propiedades físicas como aislamiento térmico.

Principales características:

  • La conductividad térmica es de 0,037 W/(m·K).
  • Modificaciones de su composición pueden mejorar comportamiento térmico por ejemplo con grafito.
  • Fácil modificación del ornato del soporte.
  • Diversos acabados y formatos del mismo.
  • Generalmente, aplicado en sistemas que conllevan un bajo mantenimiento.
  • Fácil instalación.
  • Bajo coste de material.
  • Fundible pero auto extinguible en relación al comportamiento en contacto con una fuente de calor o fuego si bien con recubrimiento (por ejemplo mortero acrílico) que impida la entrada de oxígeno, la clasificación de resistencia al fuego mejora, cumpliendo en todos los casos la normativa aplicable.
  • Aunque no se pudre, la acumulación de suciedad puede implicar el crecimiento de microrganismos.
  • Utilización a nivel interior mediante la instalación de trasdosados, en cámaras de aire y en cubiertas.

 

Poliestireno extruido (XPS)

Espuma de poliestireno extruido cuyo acrónimo en inglés es XPS, es un aislamiento con excelentes propiedades térmicas que además se diferencia por la mayor resistencia a la compresión.

Principales características:

  • La conductividad térmica es de 0,034 W/(m·K).
  • Alta resistencia compresiva, de ahí que sea habitual su utilización en cubiertas transitables.
  • Fundible pero auto extinguible en relación al comportamiento en contacto con una fuente de calor o fuego si bien con recubrimiento que impida la entrada de oxígeno, la clasificación de resistencia al fuego mejora, debiendo cumplir en todos los casos con la normativa aplicable.
  • Acabados directos y/o en fachadas ventiladas (cumplimiento CTE).
  • Nula absorción de agua.
  • Alta durabilidad.
  • Excelente comportamiento térmico.
  • Utilizado a nivel interior.
  • Mayor coste de materiales.
  • Al no ser ignífugo, en caso de fachadas ventiladas, se deberá cumplir con todos los requisitos marcados por la normativa aplicable, haciendo hincapié en cuanto a protección contra incendios se refiere.

 

Poliuretano (PUR y PIR)

Los poliuretanos, espumas rígidas, derivadas del petróleo, conforman una gama de diversos materiales utilizados como aislantes. Entre estos, las espumas proyectadas y en formato de planchas rígidas que en función de su composición podrán variar de nomenclatura y propiedades (PUR o PIR –en caso del PIR, mayor proporción de isocianato en su composición química que le confiere más rigidez y mayor seguridad frente al fuego).

Principales características:

  • La conductividad térmica es de 0,021-0,022 W/(m·K).
  • Alta rigidez.
  • Excelente aislante térmico (frío y calor).
  • Menor conductividad térmica en comparación con otros materiales.
  • Habitualmente se utiliza a nivel interior (trasdosados y en cámaras de aire) y en exterior para el caso de fachadas ventiladas y al descubierto pero con protección contra agentes externos (por ejemplo rayos ultravioleta).
  • Resistente en el tiempo.
  • Mayor coste de materiales.
  • Al no ser ignífugo, en caso de fachadas ventiladas, se deberá cumplir con todos los requisitos marcados por la normativa aplicable, haciendo hincapié en cuanto a protección contra incendios se refiere.

 

Corcho

Al ser un material natural, puede considerarse como una de las opciones más sostenibles y respetuosas para con el Medio Ambiente. Además, en el caso de las planchas de corcho aglomerado, el proceso de unión se realiza mediante compuestos igualmente naturales aglutinantes obtenidos mediante la aplicación de temperatura.

Principales características:

  • La conductividad térmica es de 0,037 W/(m·K).
  • Buen comportamiento acústico.
  • Natural y sostenible.
  • Debe protegerse de la humedad.

 

Morteros termoaislantes

No corresponde a las opciones con mayor eficiencia, con conductividades térmicas superiores a 0,040 W/(m·K), si bien se consideran útiles en paramentos muy envejecidos y con formas muy irregulares.